Biodiversidad Urbana

La ciudad es un producto artificial producido por el hombre de manera disciplinadora sobre la naturaleza, con todos los conflictos ambientales que esto acarrea, especialmente para la salud de las personas. Los elementos naturales que componen la flora y fauna silvestre son fundamentales para atenuar los efectos nocivos de la vida urbana. La viabilidad de optimizar la calidad y cantidad de la diversidad biológica favorable para el hábitat urbano, tiene que ver con conocer sus componentes, su historia y sus posibilidades de desarrollo, para accionar en consecuencia.
La biodiversidad de la ciudad, además de aportar al mejoramiento ambiental, construye y sostiene el paisaje urbano con la dinámica que poseen los seres vivos. Los colores, movimientos, sonidos, texturas, sorpresas y formas que poseen aves, mariposas, árboles, arbustos, nos embellecen las rutinas de nuestra vida.
La biodiversidad urbana tiene que ver con el ambiente y el paisaje, como un importante factor de calidad para la vida humana. La divulgación de su presencia es para reconocer situaciones y mejorar la capacidad de valorarla, aprendiendo a verla, oírla y sentirla. Haciendo necesario que seamos todos los habitantes urbanos sus principales promotores en cuidarla y enriquecerla.